Buscan incorporar infladores y kits de reparación en los puestos de Ecobici

Buscan incorporar infladores y kits de reparación en los puestos de Ecobici

abril 21, 2017

La iniciativa que se presentó en la Legislatura porteña apunta a incentivar el uso seguro de la bicicleta en la Ciudad y a ampliar los espacios para estacionarlas, ya que obliga a que todos los espacios verdes, edificios públicos y estaciones de tren y subte a reservar un espacio para tal fin.

Será por ser un medio de transporte práctico y saludable, será por ser más barato que el colectivo y el subte, será porque está de moda. Las causas no están del todo claras pero lo cierto es que la bicicleta crece a pasos agigantados en la Ciudad como forma de desplazarse.

Tanto es así, que desde el propio gobierno porteño se está empezando a estimular su uso no sólo con fines recreativos sino fundamentalmente para ir al trabajo, combinándolo con otros medios de transporte. “Que la gente llegue al transporte público, que es lo que pasa en muchos países desarrollados, en bici. En Japón por ejemplo el 17% de los viajes son en bici”, comentaba al diario La Nación a comienzos de año el Secretario de Transporte de la Ciudad Juan José Méndez.

Pero lo cierto es que pese al crecimiento exponencial de usuarios de bicicletas y del estímulo que se brinda desde el ejecutivo y desde la Legislatura a su uso, la Ciudad todavía carece de infraestructura básica acorde a los objetivos que se propone.

Para abordar tal problema, esta semana el legislador de la Colación Cívica Maximiliano Ferraro presentó un proyecto por el cual busca que los puestos de Ecobici que se multiplican en la Ciudad, ya son 122 y el gobierno porteño promete extenderlo a 200 antes que termine el 2017, incorporen el servicio de suministro de aire y kit de reparación y mantenimiento básico de bicicletas.

De este modo, asegura el proyecto, las bicicletas con las ruedas desinfladas que ocupan un espacio en las estaciones de EcoBici, en vez de aguardar por el mantenimiento proporcionado por el Gobierno de la Ciudad, pueden ser reparadas de manera rápida y sencilla por el usuario. Lo mismo sucede con los rodados que al momento de ser utilizados tienen los asientos o los manubrios flojos. “Cabe destacar que estas bicicletas aparecen en el sistema de EcoBici como disponibles pero muchas veces los usuarios no las pueden utilizar por los motivos antes mencionados. Contando con el servicio de inflado y mantenimiento en la estación, estos inconvenientes serian rápidamente resueltos, beneficiando tanto a los usuarios como al propio Gobierno”.

 

La otra innovación que propone el proyecto está referida a los lugares de estacionamiento de los rodados. En ese sentido, obliga la incorporación de equipamiento para el estacionamiento de bicicletas en Ciclovías, bicisendas y carriles preferenciales; en espacios verdes y recreativos; en edificios públicos; en estaciones ferroviarias, estaciones de subterráneo, estaciones de Metrobus y centros de transbordo; en establecimientos Educacionales Primarios, Secundarios, Terciarios y Universitarios y en Museos, Polideportivos y Clubes.

El proyecto de Ferraro recoge varias propuestas ya presentadas por otros Diputados, como el de Oscar Moscariello, el Diputado Juan Pablo Arenaza y el de Hernán Arce, y el presentado por particulares, tal es el caso del Colegio “Santo Tomás de Aquino”, y del Colegio “Washington Shool”, y busca contribuir “en la conformación de una estrategia progresiva de acondicionamiento del espacio público en edificios, parques, veredas y calles para la incorporación del uso de la bicicleta. A su vez, pretende ocuparse de la creciente demanda en este sentido por parte de los actuales usuarios de bicicletas, brindándoles un espacio seguro y ordenado para el estacionamiento de las bicicletas y para su mantenimiento básico”.