Buscan prohibir la aplicación PókemonGo en Sitios de Memoria

Buscan prohibir la aplicación PókemonGo en Sitios de Memoria

agosto 9, 2016

Ispirado en los casos del Museo del Holocausto de Estados Unidos y el Museo Estatal Auschwitz-Birkenau de Polonia, la Legislatura porteña solicitaría al Poder Ejecutivo local que prohíba el uso de la aplicación "PókemonGo" en los Sitios de Memoria del Terrorismo de Estado y en la AMIA.

 

A partir de un Proyecto de Declaración presentado en la Legislatura porteña se pretende queel Poder Ejecutivo local arbitre las medidas necesarias a fin de impedir el funcionamiento de la aplicación “PókemonGo” en los Sitios de Memoria del Terrorismo de Estado y la Asociación Mutual Israelita Argentina -AMIA-.

 

El proyecto fue presentado por la legisladora del Frente para la Victoria Lorena Pokoik, y tiene por objeto preservar la dignidad, importancia y significación histórica de los Sitios de Memoria del Terrorismo de Estado ubicados en la Ciudad de Buenos Aires y AMIA a partir del pedido al Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a fin de que inicie gestiones que impidan la utilización y el funcionamiento de la aplicación en estos lugares.

 

Desde su aparición en Australia y Nueva Zelanda, y posteriormente Estados Unidos y otros países de Europa, la aplicación “PókemonGo” causó furor entre los usuarios de teléfonos celulares con sistema operativo Android e iPhone. Millones de personas día a día salen a recorrer sus ciudades y pueblos en busca de las criaturas digitales. Lo mismo comienza a ocurrir en la República Argentina a partir de la llegada del juego a nuestro país.

 

La aplicación emplea la tecnología GPS de geolocalización y se basa en la exploración de localizaciones reales en busca de diferentes pokemons a partir de las cámaras fotográficas y de videos ubicadas en los teléfonos celulares. La aparición de esta nueva modalidad de juegos combina elementos de la realidad con elementos virtuales e implica un salto sustancial en relación a los video-juegos de consolas tradicionales. Esta nueva generación de juegos de realidad aumentada se encuentran vinculados a los nuevos formatos y a las nuevas tecnologías y que permiten el desarrollo de lógicas colectivas y cooperativas y al aire libre.

 

Sin embargo, esta aplicación también ha traído problemas y complicaciones en diversos lugares y espacios de significación histórica a nivel global. Por citar dos ejemplos relevantes a escala mundial, tanto el Museo del Holocausto, ubicado en los Estados Unidos, como el Museo Estatal Auschwitz-Birkenau, en Polonia, prohibieron a los usuarios de la mencionada aplicación la utilización de la misma en esos lugares por considerarla una actividad inapropiada a ser desarrollada en lugares que recuerdan uno de los mayores genocidios de la humanidad.

 

Con el mismo espíritu, Pokoik argumenta que “los Sitios de Memoria del Terrorismo de Estado ubicados en la Ciudad de Buenos Aires y la Asociación Mutual Israelita Argentina -AMIA- no son lugares acordes para el funcionamiento de la aplicación “PókemonGo”. Aquellos lugares donde miles de personas sufrieron y fueron víctimas del terrorismo, ya sea perpetrado por el Estado o por criminales internacionales, son lugares de reflexión y memoria que deben ser debidamente respetados y honrados”.