Desocuparon el Corralón de Floresta

Desocuparon el Corralón de Floresta

enero 19, 2017

Integrantes del Ministerio Público Fiscal desalojaron pacíficamente del predio a los integrantes de los grupos culturales que habían decidido permanecer en el espacio y de esta manera se iniciarán las tareas de saneamiento en vistas a la definitiva construcción de la Plaza Cultural.

 

Según los funcionarios de la Secretaría de Descentralización del gobierno porteño, el cierre del predio era imprescindible para realizar una “remediación del suelo” a partir de remover algunos tanques de combustibles que están enterrados y, particularmente, retirar un techo con asbesto.
Por este motivo, a mediados del año pasado emitieron una orden de desalojo a los casi 20 grupos culturales que desde hace años le dan vida al Corralón, y plantearon el cierre del espacio durante al menos tres meses a fin de poder llevar a cabo la tarea.
La medida fue resistida por un sector de los talleristas, que suponían que una vez desalojados, no los dejarían entrar jamás al predio. De esta manera, comenzó una toma pacífica del lugar que se extendió hasta el día de ayer, cuando fueron desalojados de manera pacífica por integrantes del Ministerio Público Fiscal.
En paralelo a la toma, otro sector de talleristas y grupos culturales (El Épico de Floresta, grupo de Teatro Comunitario; FM La Bemba; Quiero Vale Murga;entre otros) reunidos bajo el nombre ESPACIO POR LA PLAZA CULTURAL DEL CORRALÓN DE FLORESTA, decidieron hace varios meses entablar una negociación con la Comuna y con funcionarios de la secretaría de Descentralización que cristalizó en la firma de un Acta Acuerdo en agosto de 2016, a fin de avanzar con la Plaza Cultural.

 

En el Acta, el gobierno porteño se comprometió a garantizar que en el transcurso de las obras, mientras se pueda, se priorizará la permanencia de las actividades culturales que se vienen desarrollando. Y por otro, que una vez llevada adelante la construcción de la Plaza cultural, los grupos culturales volverán a tener su espacio en el predio (otros de los puntos que forman parte del Acuerdo son que se dará prioridad a la Protección patrimonial integral y puesta en valor de las estructuras de hierro de los galpones, en particular la estructura de hierro de origen inglés que data de 1910, que se pondrá en valor la casona del Corralón de Floresta, la cual fue impulsada por la Asamblea de Floresta y Arquicoop, como espacio para la memoria, que se construirá un espacio para la realización de actividades de educación física para la escuela secundaria Larroque y de otro espacio deportivo para uso comunitario y que la Huerta Comunitaria funcionará en el espacio donde lo hace actualmente).

 

Sin embargo, como el predio se encontraba ocupado por el otro sector de talleristas, el gobierno adujo que no podía iniciar las obras. Ahora, tras el desalojo pacífico de los últimos talleristas que permanecían en el predio, a partir del reclamo que elevaron los grupos culturales que habían firmado el acta, todo indica que finalmente se dará comienzo a la construcción de la Plaza Cultural.

 

En el desalojo estuvieron presentes la Fiscal Ramirez, los representantes de la procuración general Santarcangelo y Aquino, el titular de la comisaria 43, comisario Rojas, Sergio Costantino y Mariela Patiño en representación de la Secretaría de Descentralización, y el presidente de la junta comunal Daniel D’ippolito, quien consideró lo sucedido como “histórico” para la Comuna. “Después de muchos años pudimos recuperar un espacio para todos los vecinos, el emblemático “Corralón de Floresta”, aseguró el presidente comunal.

 

También se hicieron presentes integrantes del ESPACIO POR LA PLAZA CULTURAL DEL CORRALÓN DE FLORESTA quienes celebraron la medida. “Nosotros estuvimos como un recordatorio de que tienen que cumplir con sus compromisos, de que esa será nuestra plaza cultural y que no será un logro de uno u otro gobernante de turno, será un logro de la democracia participativa, de los vecinos, del barrio” aseguraron a través de un comunicado. “Mañana comenzará la ardua tarea que nos demanda esta etapa. Lograr la concreción de las obras como están previstas, protegiendo el patrimonio y en los plazos más breves posibles. Mientras tanto, hoy brindamos porque dimos otro paso más, y seguimos adelante”.