El gasto publicitario de la Ciudad, en el centro del debate electoral

El gasto publicitario de la Ciudad, en el centro del debate electoral

junio 19, 2017

Luego de la aparición de la plana mayor del Gobierno en la presentación de Showmatch, calculada en casi cinco millones de pesos, el bloque de legisladores que apoya a Martín Lousteau en las próximas elecciones presentó un pedido de informes para conocer el dinero destinado a publicidad y propaganda desde 2015.

 

Ya fue eje del debate electoral en 2015 y ahora, tras la aparición de Horacio Rodriguez Larreta y de Diego Santilli en un sketch junto a Marcelo Tinelli y las campañas poco claras en cuanto al contenido que se quiere difundir, como es el caso de #Agradeselfie, el gasto publicitario del actual gobierno volvió a estar en el centro de la polémica, a semanas de que arranque el calendario electoral.

 

A tono con las declaraciones públicas que viene realizando Martín Lousteau, hasta el momento el candidato que mayores chances tiene de infligirle una derrota al PRO en su histórico bastión, legisladores del bloque SUMA + presentaron un pedido de informes para que, en un plazo de 30 días, el ejecutivo informe sobre el gasto total, presupuestado y ejecutado, correspondiente al rubro publicidad y propaganda del Poder Ejecutivo (ministerios, dependencias, entes descentralizados, empresas y entes autárquicos); detalle a cuánto ascendió el gasto en vía pública desglosado de manera mensual; indique cuál fue la dependencia ejecutora y el criterio en base al cual se determinó el gasto.

 

A su vez, el pedido presentado por la legisladora Inés Gorbea solicita que se detalle a cuánto ascendió el gasto en medios gráficos, en medios televisivos, radiales y cinematográficos y en sitios de Internet y manejo de Redes Sociales, indicando la razón social de los medio que recibieron la pauta publicitaria y desglosado de manera mensual y el monto asignado a cada uno y que se indique cuál fue el criterio en base al cual se determinó el gasto y distribuyó la pauta. Y mencione los medios de comunicación contratados por el Poder Ejecutivo para la difusión de campañas publicitarias de la administración pública de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Explique la razonabilidad de contratar los medios en cuestión.

 

 

 

Un debate que fue cerrado por decreto
Tal cómo fundamenta el proyecto presentado, en la sesión del 3 de diciembre del 2009 la Legislatura Porteña sancionó la Ley 3.391, por el cual se regulaba la producción, el contenido, el gasto, la contratación y la distribución de la publicidad oficial de toda la administración pública porteña.
Sin embargo, “el 25 de Enero de 2010 mediante el Decreto Nº122/010 el Poder Ejecutivo vetó la Ley sancionada por la Legislatura con una clara intencionalidad política: sin ley hay arbitrariedad. Entre los fundamentos jurídicos del veto se encontraban curiosas afirmaciones, por ejemplo, “que corresponde al Poder Ejecutivo, a través de la secretaría de Comunicación Social, elaborar y ejecutar el programa de identidad e imagen global de la gestión de gobierno, de carácter hegemónico y transversal.”, asegura el pedido de Gorbea.
El artículo 8º de la Ley vetada prohibía incluir el nombre, voz, imagen o cualquier elemento identificable con funcionarios del sector público de la Ciudad. En el veto, el Gobierno Porteño entendió que dicho artículo merecía reproche ya que las imágenes y voces de funcionarios tienen “la razonable finalidad de que aquellos que cumplan una función pública rindan cuentas de sus actos a la ciudadanía, y se den así a conocer”, y agregaba “que es una forma de dar cumplimiento a uno de los principios básicos del sistema republicano, como lo es el control público de los actos de gobierno, desprovista de todo tipo de connotación partidaria”.
“Es fundamental conocer si hay una planificación y cuáles son los criterios para determinar y distribuir la publicidad y propaganda oficial, ya que la misma cuenta con partidas presupuestarias importantes y merece un mayor y estricto control que no puede quedar librado al arbitrio de un funcionario”, asegura el pedido de informes. Veremos si está vez, los números se dan a conocer.