“El operativo contra los manteros de Avellaneda fue puro marketing”

“El operativo contra los manteros de Avellaneda fue puro marketing”

enero 25, 2016

El diputado porteño por Bien Común Gustavo Vera aseguró que con la clausura a depósitos ilegales y talleres clandestinos efectuados la semana pasada en Flores se buscó “sembrar la idea de que a partir del traspaso de la policía Federal a la Ciudad se empiezan a solucionar los problemas que preocupan a los vecinos” y criticó que siempre se ataque al eslabón más débil de las mafias.

 
La semana pasada, la calle Avellaneda amanecio convulsionada. Un operativo realizado de manera conjunta entre la Agencia Gubernamental de Control, la Dirección de Protección del Trabajo, la Policía Metropolitana, personal de Migraciones, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos (AGIP) y la Guardia de Auxilio realizó 26 allanamientos ordenados por el Fiscal Luis Cevasco, donde se clausurarón nueve depósitos por no contar con la respectiva habilitación y once talleres textiles que funcionaban también en forma clandestina.

 
Los inspectores pudieron constatar que gran parte de la mercadería violaba la Ley de Marcas, por lo que se procedió al decomiso de aproximadamente 400 bultos que contenían prendas de vestir, calzados y juguetes. Asimismo se secuestraron 50 máquinas de coser que eran utilizadas en los locales clandestinos.
Sin embargo, gran parte de la mercadería incautada fue robada ese mismo día mientras era trasladada. El bizarro y preocupante hecho empañó el operativo y puso sobre la mesa, de la manera mas cruel, el vinculo entre mafias, políticos y fuerzas de seguridad.

 

 

Puro marketing
Una de las voces más críticas al operativo fue la del legislador de la Ciudad Gustavo Vera, integrante La Alameda, organización que se propone combatir las mafias y el trabajo esclavo. “El gobierno en vez de atacar a quienes manejan el negocio del contrabando de mercadería en la zona, terminan atacando al eslabón más débil, que en su mayoría son víctimas del trabajo esclavo”. Los manteros en avellaneda no son cuentapropismo, son como los taxistas en Ezeiza, son empleados explotados por mafias. Gran parte del negocio textil está regenteado por mafias” y apunto a la complicidad de las fuerzas de seguridad: “La comisaría 50 y otras se han enriquecido cobrando coimas de este negocio”.
Desde esta lectura se puede entender mejor el robo que sufrieron los propios efectivos de seguridad durante los allanamientos.
No me soprende. Esto sucede porque no hay ley, es la ley de la selva. Lo que se allana en general no termina nunca en depósitos donde los dueños lo puedan recuperar. Para darte un ejemplo que conozco bien. En Cordoba, hay seis carteles que manejan el narcotrafico, y hay un séptimo que popularmente se lo conoce como el cartel federal, que se armó a partir de la delegacion de la Policía Federal de Córdoba que investigando a los seis carteles, cada vez que hacía un allanamiento, informaba una cantidad menor a la que se habia encontrado y con el remanente fueron armando otro cartel a partir de la droga secuestrada”.

 
A su vez, Vera realizó un distinción con la fuerza policial de la Ciudad. “La Metropolitana tiene una actitud diferente, pero las demas están muy corruptas. Para investigar un caso de narcotrafico un juez tiene que disponer de tres o cuatro fuerzas federales por que que desconfia de todas” aseguró el diputado porteño.