Falleció electrocutado un operario de la Línea H y destacado jugador de futsal

Falleció electrocutado un operario de la Línea H y destacado jugador de futsal

diciembre 9, 2016

Matías Kruger, operario de subterraneo y reconocido jugador de futsal, falleció el miércoles pasado tras recibir una descarga eléctrica mientras desempeñaba tareas en la Línea H. Aún se desconocen las causas que provocaron el hecho. Sus familiares, amigos y compañeros lo despidieron en el Cementerio de la Chacarita.

 

 

El día 7 de diciembre pasado Matías Kruger falleció electrocutado mientras se desempeñaba como operario de mantenimiento de la Línea “H” de subterráneos. El trabajador tenía 24 años y había formado parte de la selección argentina de futsal, con la compitió en el Sudamericano Sub 21, la Copa Libertadoresy fue campeón en la Copa América que se disputó en Porto Viejo, Ecuador.

 

Kruger nació en el barrio porteño de Villa Lugano el 27 de marzo de 1992. Tenía 24 años y llegó a jugar en Nueva Estrella de Lugano, América del Sud y hasta en Estados Unidos.

 

Según cuentan sus amigos el futsal era su vida. El último partido que jugó el domingo previo a su fallecimiento y fue la primera final de la liga argentina de futsal. Jugaba en el Club Atlético Boca Juniors  que se enfrentó contra Kimberly. Su equipo perdió 4-1 y él fue expulsado. Unos días después iban a jugar la revancha, pero no pudo ser.

 

Jugo en la selección argentina de futsal, pero no jugo el mundial. No obstante ello, cuentan sus amigos y compañeros que festejo como propio el logro del mundial. De hecho acompaño a esta casa al seleccionado argentino de Futsal que fue distinguido el viernes 25 de noviembre pasado en el Salón Montevideo de la Legislatura porteña, por haberse consagrado campeón de la Copa Mundial de Futsal de la FIFA Colombia 2016.

 

Diego Giustozzi, seleccionador argentino de futsal hizo público un mensaje para recordar a Matias, su jugador que vestía la camiseta número 6: “Venías sin dormir y entrenabas dando todo, jamás una molestia, jamás una mala cara, jamás cansado, jamás tu trabajo como excusa”.

 

Cuando no jugaba al futsal, Kruger trabajaba como operario de mantenimiento del subterraneo. Como en la Argentina el futsal es un deporte amateur, debía trabajar de otra cosa para ganarse la vida.

 

En el subte, Matías llevaba adelante tareas en jornadas nocturnas en el taller Colonia de la línea H. La noche del hecho llegó al predio de Colonia y Los Patos, en el barrio de Parque Patricios a las 2.30 a.m aproximadamente. Allí ingresó a una formación para revisar el sistema de aire acondicionado cuando una descarga eléctrica lo fulminó. La Justicia ahora investiga las causas del hecho.

 

Matias fue velado en el gimnasio Quinquela Martín y luego fue despedido por sus familiares y amigos en el Cementerio de la Chacarita.

 

A modo de acompañamiento, la legisladora Silvia María Eva Gottero del bloque Frente para la Victoria presentó un Proyecto de Declaración para que la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires “manifieste su pesar ante el fallecimiento del trabajador Matías Kruger”.