Fernando Romanazzo y el estreno de Yallha, Yallah: “Yo fui a Palestina y había zonas que era Floresta”

Fernando Romanazzo y el estreno de Yallha, Yallah: “Yo fui a Palestina y había zonas que era Floresta”

mayo 24, 2018

El director, vecino del barrio e hincha fanático de All Boys, estrenó hoy una nueva película, codirigida junto a Cristian Pirovano, en la que se mezcla el fútbol, la pasión y la lucha del pueblo palestino por vivir dignamente.

 

“Hola, soy Fernando Romanazzo, de Floresta e hincha de All Boys”. Con esa frase suele presentarse Fernando. “Vos ves mi curriculum y esta puesto así”, asegura. La definición es perfecta, salvo que falta un dato fundamental:Fernando es, además un gran director de cine que acaba de estrenar una nueva pelicula en la que pudo conjugar varias de sus pasiones: el cine, el futbol y la lucha. El film en cuestión se llama Yallah, Yallah y retrata el día a día de siete personas que se ven constantemente afectadas por el sometimiento que vive Palestina por parte de Israel, y que sin embargo se las arreglan para poder vivir y sobrellevar todo tipo de problemas de la manera más digna posible, y así, seguir disfrutando de una de sus pasiones más grandes: el fútbol.

 

Pinta tu aldea

Si en su película anterior, De los Barrios, arte, de 2013, Fernando había retratado a los pintores de la Comuna 10,  para mostrar cómo pintando su aldea uno es universal, en Yallah Yallah, decidió llevar más lejos ese slogan y viajó a Palestina a filmar lo terminó siendo la primera coproducción argentina con ese país de medio oriente.

 

“Cristian Pirovano, (codirector y compañero de toda la vida de Fernando), estaba haciendo un trabajo de fotoperiodismo sobre la debacle de la primavera árabe. Un día me llama desde un campo de refugiados en Palestina contándome la anécdota de un fanático del futbol que sabía mucho más que nosotros de la selección argentina y que tenía, según él, la fórmula para que salgamos campeones en 2014. Cristian ya quería hacer una película con la temática Palestina porque lo había movilizado mucho y  cuando me contó esta anécdota yo dije, qué bueno, porque veía muy lejano todo el tema del campo de refugiados, y palestina pero cuando me empezó a contar de este personaje, automáticamente se me acercó: un tipo que le gusta el fútbol, que le gusta la selección de cualquier país, que cree saber qué cambio hay que hacer para salir campeón y que encima que le dio una carta para que se la de a Sabella para que él pueda hacer esos cambios…era perfecto para iniciar una película”.

 

El club, el barrio, la vida

Para Fernando, la clave de todo es el fútbol. “El fútbol es lo más masivo que existe hoy en día, para bien y para mal. Para el pan y el circo y para llevar un mensaje como este. El fútbol a mí me enseño mucho: lo que tengo de calle, lugares en el país que no hubiese conocido de otra manera si no fuera yendo a ver a All boys. Yo me hice hincha por el barrio, por los amigos, sentía que era parte. All Boys es mi casa, mi vecino, mi escuela, entonces ¡cómo no voy a ser de All Boys!”

 

NNI: ¿Qué encontraste de tu barrio y del vínculo con el fútbol allá en Palestina?

F.R: Yo fui a Palestina y había zonas que era Floresta, porque me sentía parte y nunca fui rechazado, al revés, me trataron tan bien que hice muchos vínculos muy profundos. Y en esta mirada desde el sentimiento, porque no tiene nada que ver la estructura y la idiosincrasia, la noté como era Floresta de chico: los pibes jugando en la calle, sin robos, las puertas abiertas. Te entra uno a tomar el té y ni siquiera toca el timbre; o ir hasta la ventana y gritarle: “Ey vamos a jugar al futbol?!. Eso fue mi infancia en Floresta.

 

A su vez me terminé haciendo de familiares y amigos de la vida allá, que es un poco lo que me pasa con el barrio. Yo me acuerdo que cuando mataron a los tres pibes de floresta, en 2001, yo estaba en Villa Gesell me acuerdo de estar mirado Crónica, llorando y cuando tomaban la comisaria y de ver a todos los pibes del barrio, por a impotencia que te da estar lejos.  Y con Palestina me pasa algo así.

 

“A su vez, en Palestina es inimaginable la cantidad de problemas que hay relacionados con el fútbol: tienen check point en todos los caminos y no sabes si llegás y se suspendió el partido porque el equipo visitante no llegó. La lucha de ellos es decir ´yo voy igual porque me gusta mi equipo´. Hay una lucha por el futbol y por vivir. Y luchar, salvando las distancias, como los clubes de acá, que se están fundiendo porque te llegan boletas de luz que son impagables y vos ves a pibes que la pasan bien, y tal vez los sacas de la calle, y vos tenés que luchar por eso, cómo no vas a luchar!”

 

Ese mensaje queda claro ya desde el título. “Yallah! Yallah! es una arenga,explica Fernando. Significa Dale! Dale!, que encierra mucho, porque está en las canciones de cancha, pero está también en las manifestaciones”.

 

Yallah Yallah de Cristian Pirovano y Fernando Romanazzo se proyecta todos los días a las 16:50 y 21:10 en el Cine Gaumont – Av. Rivadavia 1635