La Escuela “Alejandro Aguado” cumple 100 años y la Legislatura busca homenajearla

La Escuela “Alejandro Aguado” cumple 100 años y la Legislatura busca homenajearla

abril 13, 2018

La Escuela N°2 DE 18, establecimiento que acompañó el crecimiento de Monte Castro, fue edificada, en sus comienzos, en el lugar donde San Martín fue despedido por miembros de la Asamblea del año XIII cuando fue a hacerse cargo del ejército del Norte. Ahora, en su centenario, proponen colocar una placa que celebre su historia y su presente.

Este año la Escuela “Alejandro Aguado”, colegio estatal y de nivel primario, cumple 100 años de vida y las celebraciones llegaron hasta la legislatura porteña. Allí, el diputado José Luis Acevedo presento un proyecto para rendir homenaje al establecimiento educativo a través de la colocación de una placa en la entrada del colegio, ubicado en Cervantes 1911

 

Perteneciente al Distrito Escolar 18, la escuela está plagada de historias que se remontan más atrás que su centenaria fundación. Fue construida en marzo de 1918 en el interior del casco de una estancia llamada La Susana, ubicado en Álvarez Jonte 4950. Allí se encontraba un ombú bajo el cual San Martín fue despedido por miembros de la Asamblea del año XIII cuando fue a hacerse cargo del ejército del Norte.

 

Su creación fue muy bien recibida por la población de Monte Castro ya que habitaban numerosos niños en la zona  de condición humilde y, asegura Acevedo, con el correr del tiempo la escuela fue acompañando el crecimiento del barrio.

 

Ante el exceso de alumnos y la precariedad del edificio, se  decidió reemplazar el viejo caserón por otro edificio en Álvarez Jonte 5075. Allí había dos lotes que sirvieron para la construcción de la nueva escuela -que contaba con una sola planta, de frente clásico, con un patio central y once aulas-  y un campo de deportes. A su vez, en 1942 se habilitaron cinco casillas en el terreno lindero de Jonte y Cervantes para albergar la demanda de alumnado.

 

Finalmente, en 1957 la trasladan al edificio actual, ubicado en Cervantes al 1900 y pasa a formar parte del Consejo Escolar N° 18. Un año más tarde fue impuesto el nombre de “Alejandro Aguado” honrando así al amigo y benefactor del General Don José de San Martin en el exilio.

 

Desde su origen tuvo lazos estrechos con la comunidad. Tal es así que en 1990 se inauguró el natatorio que fue construido en su totalidad con los aportes de alumnos y ex alumnos.

 

“Es una escuela reconocida en el barrio a la que acuden hoy en día hijos y nietos de ex alumnos (…) Toda la comunidad educativa, a través de su historia, ha sabido hacer honor al nombre de la escuela que es sin lugar a dudas, un símbolo de lealtad y amistad”, asegura Acevedo en el proyecto que fundamenta la realización de este merecido homenaje.