La lengua como herramienta de defensa | Dictan un curso de español para senegaleses en Automotores Orletti

La lengua como herramienta de defensa | Dictan un curso de español para senegaleses en Automotores Orletti

agosto 31, 2018

Todos los jueves, un grupo de migrantes latinoamericanos dicta de manera gratuita un curso para los trabajadores senegaleses de la Ciudad en el sitio de Memoria de Floresta. “Pensamos en un proyecto que pudiera ayudar y el idioma es súper necesario para desenvolverse en contextos tan represivos como los que viven los senegaleses”, contó a Nadie Nos Invitó Mariana, una de las profesoras.

 

Ante la avanzada represiva contra la comunidad senegalesa, el Bloque de Trabajadores Migrantes – grupo que trabaja la reivindicación de la comunidad migrante en nuestro país- comenzó a dictar un curso gratuito de español para africanos.

 

“El gobierno de la Ciudad ha decidido desplegar todo el aparato represivo contra los trabajadores de la vía pública en general, pero los compañeros senegaleses se ven mucho más expuestos por su calidad de migrantes. Por eso pensamos en un proyecto que pudiera ayudar y en este caso elegimos el idioma; la lengua como una herramienta para defender los derechos propios”, explica Mariana Brito, integrante del Bloque de Trabajadores Migrantes, organización que impulsa la iniciativa.

El lugar elegido para el curso -Venancio Flores 3519- no es azaroso. No sólo porque se encuentra muy cerca de la avenida Avellaneda, principal centro comercial del barrio y polo de la venta ambulante, sino porque Automotores Orletti funcionó como Centro Clandestino durante la última dictadura cívica militar. Como parte del Plan Cóndor, por allí pasaron y desaparecieron militantes bolivianos, uruguayos, chilenos y brasileros, entre otras nacionalidades. Hoy en día, gracias a la lucha de los organismos de DDHH, de los sobrevivientes y del barrio, es un Sitio de Memoria. “Para nosotros, los y las migrantes, es muy simbólico poder habitar y continuar la lucha en ese espacio donde otros compañeros latinoamericanos, luchadores, dejaron el cuerpo”.

 

El Taller se dicta los jueves a las 19hs y en la primera clase asistieron más de 15 trabajadores senegaleses. “Fue muy lindo –comenta Mariana-. Entre quienes dictamos el curso hay gente de México, Paraguay, Venezuela, con lo cual se formó un lindo espacio de encuentro entre migrantes para ayudarnos”.