Otra injustica contra el Yrurtia | La secundaria necesita vacantes pero el gobierno quiere imponer una escuela primaria en el nuevo edificio

Otra injustica contra el Yrurtia | La secundaria necesita vacantes pero el gobierno quiere imponer una escuela primaria en el nuevo edificio

febrero 23, 2020

Pese que a finales de 2019 la justicia porteña volvió a confirmar que el nuevo edificio ubicado en Alberdi 4139 es para uso exclusivo de la ESEA Rogelio Yrurtia, el ministerio de Educación de la Ciudad decidió instalar una escuela primaria en el mismo edificio. La comunidad educativa rechaza la decisión y denuncia que el Yrurtia necesita el espacio ya que 100 aspirantes a ingresar a primer año en el ciclo lectivo 2020 que aprobaron el examen de ingreso no pudieron porque se les negaron las vacantes.

 

 

 

A dos semanas de que inicie el ciclo lectivo, el gobierno de la Ciudad anunció que en el edificio de la Escuela Superior de Enseñanza Artística en artes Visuales Rogelio Yrurtia también comenzará a funcionar la escuela primaria 23 DE 13 con orientación en Artes visuales.

 

 

La noticia generó el rechazo inmediato de la comunidad educativa del Yrurtia, quien denuncia que el Ministerio de Educación porteño ignora la orden dispuesta por el juez Francisco Ferrer del 27 de diciembre de 2019, que establece mantener el uso del edificio de Juan Bautista Alberdi 4139 y Cajaravilla 4158 de manera exclusiva a favor de la Escuela Superior de Enseñanza Artística en artes Visuales. El magistrado, a su vez, también le exige al gobierno de la Ciudad que se abstenga de adoptar decisiones que afecten el uso de dicho edificio asignado al Rogelio Yrurtia, hasta que se resuelva la medida precautelar.

 

 

A su vez, la primaria que se instalaría en el edificio ubicado en av Alberdi contaría con una matrícula mayor a 200 alumnos, mientras que más de “más de 100 chicos que eligieron la escuela artística, rindieron y aprobaron su examen quedaron sin vacantes porque la Ministra de Educación se niega en invertir en horas y cargos para la creación de nuevos cursos, argumentando la falta de presupuesto”, aseguraron desde la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE).

 

Para Mariano Fernández, integrante del Foro por la Educación Pública de la Comuna 10, “el gobierno de la Ciudad quiere castigar a la comunidad organizada que se movilizó para tratar de conseguir esas vacantes que hasta hoy no fueron otorgadas” y alertó que “el ministerio de Educación está realizando una extorsión ya que le comunicó a la conducción de la escuela que las aulas que están vedadas serán entregadas si la conducción accede a entregar el segundo piso de la escuela para la creación de esta escuela primaria de doble jornada”.

 

 

Imagen. Una de las jornadas de lucha realizadas en 2019 por estudiantes, familias y docentes exigiendo condiciones dignas para estudiar y enseñar, vacantes para les ingresantes y apertura de cursos nuevos

 

 

El Yrurtia para el Yrurtia

Pese a que por ley el nuevo edificio le corresponde solo al ESEA Rogelio Yrurtia, tal como quedó demostrado en el fallo de Liberatori (Ver La justicia rechazó el Polo de las Artes) , desde hace más de un año que el gobierno de la Ciudad viene insistiendo en el uso compartido del edificio de Alberdi 4139. Ya a finales de 2018, la ministra de Educación Soledad Acuña se refirió a este edificio como Polo de las Artes y no como el nuevo edificio de la ESEA Yrurtia, evidenciando que la intención era que lo compartan con otro establecimiento educativo.

 

Esto quedó de manifiesto semanas más tarde, cuando le llegó la notificación a la Escuela de Cerámica N°1, ubicada en el barrio de Almagro, que debían mudarían al nuevo edificio de Alberdi 4139. La decisión inconsulta del ministerio de Educación generó tal rechazo en la comunidad educativa del Cerámicas que finalmente, luego de varias manifestaciones y de un amparo judicial, lograron que el gobierno dé marcha atrás con la mudanza forzada.

 

 

Según el fallo de la jueza Liberatori, esta decisión ministerial es la“causa madre de los conflictos que vive actualmente la escuela Yrurtia” ya que con esta excusa se clausuraron al menos 10 aulas del nuevo edificio donde se cursa la parte de bachiller y 11 aulas taller, del edificio de Cajaravilla. Esta decisión de la jueza Liberatori fue confirmada por el juez Ferrer, quien también dictaminó que el edificio sea utilizado sólo por la ESEA Rogelio Yrurtia.

 

 

Imagen. Asamblea de directores, docentes, estudiantes y familias realizada el jueves 20 de febrero

 

 

Sin embargo, el gobierno se empecina en incumplir la ley y durante todo 2019 le prohibió al Yrurtia utilizar esas 21 aulas lo que generó que los estudiantes cursen más hacinados que en el viejo edificio (Ver Una mudanza con restricciones). A su vez, este cercenamiento del espacio trajo consecuencias en la matrícula de la escuela ya que, tal como denuncias las autoridades, 100 aspirantes a ingresar a primer año en el ciclo lectivo 2020 se vieron imposibilitados de cumplir con ese derecho puesto que se les negaron las vacantes.

 

 

“El sistema de educación debe asegurar la participación de la comunidad y la democratización en la toma de decisiones. Se reconoce de modo expreso el derecho de les niñes y adolescentes de “ser informados, consultados y escuchados Artículos 24 y 39 de la Constitución de la Ciudad”, aseguraron autoridades, docentes, estudiantes y padres a través de un comunicado.

 

 

A su vez, en asamblea, la comunidad educativa acordó acciones de manera urgente tales como impulsar un nuevo amparo por parte de las familias contra esta nueva situación, hacer una denuncia ante la Asesoría Tutelar y movilizarse a la puerta de la escuela para visibilizar lo que está aconteciendo. A su vez, acordaron volver a reunierse en asamblea el miércoles 26/2 18,30 hs.