Peligra el mural de Automotores Orletti y buscan declararlo Patrimonio cultural

Peligra el mural de Automotores Orletti y buscan declararlo Patrimonio cultural

enero 24, 2017

Integrantes del Espacio de Memoria advirtieron que el terreno lindero, donde funciona el patio de la Escuela N°9 D.E N° 12 y donde se encuentra el mural, podría ser demolido para la construcción de locales comerciales y convocaron a una reunión este sábado. Por su parte, el legislador Pablo Ferreyra presentó un proyecto para proteger la obra.

 

La información la proporcionaron trabajadores que estaban merodeando el terreno en vistas a comenzar la obra. Al enterarse los integrantes del Espacio de Memoria, ubicado en la calle Venancio Flores 3519, decidieron activar la red de solidaridad y convocar a legisladores, comuneros, organizaciones políticas sociales y culturales a una reunión este sábado para diagramar en conjunto los pasos a seguir a fin de evitar su demolición.
El Ex CCDTyE “Automotores Orletti”, ubicado en la calle Venancio Flores 3519, es uno de los Sitios de Memoria de nuestro país, creados y protegidos por la Ley Nacional N° 26.691 y uno de los dos centros de detención y tortura que funcionaron en Floresta.
En la fachada del terreno lindero, se encuentra un mural realizado en el año 2012, en el marco de talleres de artes plásticas realizados por alumnos de 6° grado de la Escuela N°9 D.E N° 12 “Lic. Mauro Fernandez”, alumnos del Instituto Superior de Tiempo Libre y Recreación, el Sitio de Memoria “Automotores Orletti”, el artista plástico Armando Dilon, la Dirección de Participación Ciudadana de la Junta Comunal N° 10 y el Instituto Espacio para la Memoria que hace referencia a lo sucedido en el ex centro clandestino durante la última dictadura cívico-militar.
“Los chicos de la Escuela Nº9, que es de donde es el patio, participaron del proceso del mural, los dibujos son de ellos y en realidad son en memoria de las víctimas del Plan Condor”, cuenta a Nadie Nos invitó Andrea, integrante del Espacio de Memoria.
Andrea explica que en El ex Centro Clandestino de detención Automotores Orletti no solo hubo gente desaparecida de Argentina sino de muchísimos países de Latinoamérica porque el Centro dependía y era manejado por la SIDE, que era la que había hecho el pacto criminal de la operación Cóndor en Chile y quien establecía las conexiones con el resto de los servicios de inteligencia de América latina.
“Siendo este también un barrio con tantas comunidades diversas la verdad que fue muy significativo, incluso porque el mural que estaba antes del que pudimos hacer ahora, había sufrido una serie de inscripciones fascistas, había sido estropeado, con lo cual fue como una forma de desagravio de lo que había pasado armar este proyecto de mural en el que participaron los chicos. Una de las maestras de plástica cedió las horas para que los chicos empezaran a trabajar con esto durante un par de meses y la verdad es que es casi parte del sitio, es un mural muy emblemático”.

Para defenderlo, una de las alternativas que discutieron los integrantes del espacio de Memoria fue declararlo Patrimonio Cultural de la Ciudad. “El mural es patrimonio cultural que no está declarado como patrimonio porque nunca se nos planteó ese problema porque como era parte de la escuela”, aclara Andrea.

Por ello, ante esta situación que pone en peligro el mural, el legislador Pablo Ferreyra presentó un proyecto para declararlo Patrimonio cultural de la Ciudad. “El mural forma parte indivisible del Sitio y es una de las representaciones artísticas más importantes de nuestra Ciudad referentes al terrorismo de Estado perpetrado por la dictadura cívico-militar de 1976”, asegura Ferreyra en el proyecto, donde solicita que este tipo de expresiones sea incentivada y protegida por esta Legislatura, ya que forman parte del Patrimonio cultural de la Ciudad.