Pese al fuerte rechazo de los vecinos, comenzaron las obras para implementar la primera Área 30 de la Ciudad

Pese al fuerte rechazo de los vecinos, comenzaron las obras para implementar la primera Área 30 de la Ciudad

septiembre 22, 2017

Empleados de la firma Miavasa, acompañados de policías de tránsito, arrancaron con los trabajos de demarcación en las calles Moliere y . Los vecinos, que ya juntaron más de 1000 firmas para que el gobierno no avance con el proyecto, aseguran que la iniciativa no sólo no solucionará ninguno de los problemas reales de tránsito del barrio sino que los empeorará, y exigen que el gobierno cumpla con el compromiso que asumió de modificar los planos originales de la obra. Ahora presentarán un amparo en la justicia.

 

 

“Nuevamente el gobierno de la ciudad nos quiere imponer de manera completamente autoritaria, la implementación de la denominada “Zona Calma”. Obra que se inició sin seguir los pasos legales correspondientes, como la presentación de informes y por sobre todas las cosas, por la consulta vecinal correspondiente, para ver si los vecinos estaban de acuerdo o no. Hace meses que venimos luchando contra este negociado, que lo único que hace es atentar contra nuestra calidad de vida. Hay muchas cosas más importantes que resolver en el barrio, como para que gasten nuestro dinero en este maquillaje”. La que habla es Sandra, una de las tantas vecinas de Villa Real que desde hace meses reclama ser escuchada.

Los vecinos, reunidos espontáneamente y a través del Consejo Consultivo Comunal, aseguran que el proyecto denominado Zona Calma -Área 30 (ya que obliga a bajar la velocidad máxima de 40 a 30km por hora) que pretende implementar el gobierno en unas 47 manzanas de Villa Real no responde a ninguna de sus necesidades e implica una serie de transformaciones viales que entorpecerán el tránsito.

En principio, la ciclovía que está prevista sobre la calle Víctor Hugo no une puntos estratégicos de la Ciudad como estaciones de trenes o subtes, con lo cual terminará obstaculizando el estacionamiento de los automóviles justo en el año que, luego de mucho reclamar, los vecinos de Villa Real consiguieron el libre estacionamiento del lado izquierdo.

A su vez se quitarán las dársenas para los micros escolares  entorpeciendo el ascenso y descenso de los alumnos, y obstruyendo la libre circulación. El problema, aseguran, es que los enormes canteros que colocarán en las esquinas entorpecerán el tránsito ya que no permiten el paso de los micros escolares, de los camiones de basura y, peor aún, de los camiones de bomberos. Tampoco facilita el ingreso de los camiones a las fábricas de la zona.

Por tal motivo, al amparo que están elaborando los vecinos y que presentarán junto al legislador Gustavo Vera se unió el Sindicato de Camioneros conducido por Pablo Moyano.

“Ellos quieren hacer esta obra a toda costa, cuando está mal diseñada”, advierte Sandra, paisajista de profesión. “Agarraron el proyecto de Holanda y de Estados Unidos, con jardines enormes, y tal como la sacaron del plano la quieren meter acá en el barrio”.

.

Un proyecto piloto que busca extenderse a toda la Ciudad

Según lo expresado por el propio gobierno, la intención es multiplicar las Zonas Calma en la Ciudad y Villa Real es el proyecto piloto. Luego querían continuar en la Comuna 11, en el Barrio Villa Santa Rita, pero el titular de la Comuna se opuso porque los vecinos también rechazaron la polémica iniciativa.

En Villa Real los vecinos también dijeron no. Sin embargo, las obras arrancaron esta semana. La forma en que se resuelva esta situación sin duda condicionará el futuro del proyecto en el resto de los barrios de la Ciudad