Preocupa el estado del mural La Familia, una obra de arte en pleno corazón de Monte Castro

Preocupa el estado del mural La Familia, una obra de arte en pleno corazón de Monte Castro

junio 21, 2018

Vecinos del barrio buscan que la obra ubicada en la Galería Jonte sea restaurada y difundida y remarcan la gravedad de la situación ya que el deterioro avanza rápidamente. El mural la familia, realizado en 1964 por el artista Juan Manuel Sánchez, uno de los fundadores del Grupo Espartaco, fue declarado Patrimonio Cultural de la Ciudad en 2010.

 

El Grupo Espartaco fue un movimiento artístico que sacudió el ambiente de la cultura argentina en la década del ‘60 con la fuerza expresiva de sus imágenes, su actitud militante y su radicalizada postura política.

 

Fue, sin dudas, el movimiento artístico que llevó más lejos que ninguna otra corriente estética en el país los postulados del llamado ´arte social´ y reivindicaba a las clases populares como sujeto casi excluyente de la obra de arte. “El pueblo que lo nutre deberá verlo en su vida cotidiana. De la pintura de caballete, como lujoso vicio solitario hay que pasar resueltamente al arte de masas, es decir, al arte”, aseguraban en su manifiesto. Por eso, gran parte de sus obras fueron murales.

 

Uno de ellos fue realizado en 1964 en Monte Castro por Juan Manuel Sánchez, uno de los fundadores junto a Ricardo Carpani, Mario Mollari, Carlos Sessano, Espirilio Butte, Juana Elena Diz y Pascual Di Bianco. Se trata del Mural La Familia, ubicado en la Galería Jonte (Avenida Jonte 4737)

 

“Monte Castro tiene una obra importante que en este momento está totalmente abandonada y cuyos dueños, que son los administradores de la galería, no hacen mucho para recuperarlo y restáurarlo. Es más, lo tienen en un estado deplorable, se instaló un equipo de aire acondicionado que lo tapa, se hicieron agujeros”, se lamenta Hugo Lescano, vecino nacido y criado en el barrio. El estado del mural no es la única preocupación de Hugo sino también la poca difusión que tiene en el barrio y que explique el valor de la obra.

 

 

 

Por ello, junto a Susana González, licenciada en conservación de obras de arte, restauradora de profesión y vecina de Monte Castro, comenzaron hace varios años a pelear por conservar y difundir esta obra que embellece una galería comercial del barrio que supo ser uno de los orgullos de Monte Castro.

 

En 2017, luego de mucho trabajo, y gracias al apoyo del Consejo Consultivo y de la Junta Comunal consiguieron la Dirección del Patrimonio del Gobierno de la Ciudad, realizaran un relevamiento del mural y se mostrara dispuesto a restaurarlo. “Sin embargo la administración de la galería no hizo su parte, que era completar los formulario y solicitar la restauración, y ahí quedo a mitad de camino”, cuenta Susana quien asegura que la intención estuvo de parte nuestra y de parte de la Dirección de Patrimonio de la Ciudad.

 

“El año pasado que teníamos todo listo para pedir el subsidio, no sabemos porque la gente de la galería no presentó los papeles, ni hizo nada. Y ahora hay que presentarlo de nuevo pero ya no se dan subsidios sino que hay que presentarlo a Mecenazgo”, se lamenta Hugo.

 

La necesidad de que intervenga el gobierno porteño es fundamental. No sólo porque el mural fue declarado Patrimonio Cultural de la Ciudad sino por los costos que conlleva un trabajo de este tipo. “Hace algunos años nosotros calculamos el valor de la restauración en 30 o 40 mil pesos un trabajo de tres meses, pero hoy solo los andamios para un mes cuestan 20 mil pesos, así que si son tres meses, ahí tenés una base: como minimo entre 80 y 100 mil, si calculamos el seguro de tres personas”, calcula Susana.

 

Hugo se muestra preocupado. “La situación es seria porque el deterioro avanza rápidamente y no sabemos cuánto tiempo más puede ser preservado en estas condiciones”. La esperanza está, sin dudas, en que sea un barrio entero el que busque salvarlo.