Proponen crear un Paseo de Compras en Floresta para ubicar a los “manteros” de Avellaneda

Proponen crear un Paseo de Compras en Floresta para ubicar a los “manteros” de Avellaneda

mayo 1, 2017

El legislador Hernán Rossi presentó un proyecto que busca crear un espacio comercial legal que permita reubicar a los vendedores ambulantes que fueron desplazados el año pasado de la calle Avellaneda. El Paseo estaría ubicado a lo largo de Venancio Flores entre Nazca y Joaquín V Gonzalez.

 

Con este proyecto, Rossi busca otorgarle a los manteros de Floresta las mismas oportunidades que a los del barrio de Once, reubicándolos en una zona cercana a donde antes ejercían su actividad comercial. A su vez, propone que se les asigne un subsidio y cursos de capacitación, al igual que sucedió con los vendedores de Once.

Para el legislador, la venta callejera es un fenómeno que existe desde la colonia y que, en época de crisis, se incrementa, razón por la cual el gobierno porteño debe intervenir, generando espacios que ordenen la actividad.

“El Gobierno de la Ciudad viene llevando adelante una política de reordenamiento del espacio público donde le asigna lugares para desarrollar la actividad comercial a aquellos que lo venían haciendo de madera informal. En el caso de Flores la reubicación de los “manteros” se hizo, trasladándolos a Once, sacándolos de su lugar de actividad tradicional”, afirma.

El Paseo de Compras funcionará de martes a sábado de 9 a 19hs y los productos que se comercializarán estarán vinculados al rubro textil, es decir que corresponden a lencería, vestimenta, calzado y accesorios de moda. Los permisos para los puestos serán de carácter gratuito, eminentemente precario, personal e intransferible y tendrán una duración anual. Cada puestero pasará a formar parte del  Registro de Permisionarios.

El proyecto indica que la Autoridad de aplicación será la Comisión de Desarrollo Social de la Comuna 7, y que dentro de los puestos a instalar, uno debe ser destinado al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y otro a la Comuna 7, destinados a difundir las diferentes campañas del Gobierno de la Ciudad, los derechos de usuarios y consumidores y servicios que se brinden desde la Comuna.

“Que la Autoridad de aplicación sea la Comisión de Desarrollo Social de la Comuna 7 tiene  por objeto que sea esta la que determine las necesidades y las obligaciones que el mantenimiento del lugar requiera, siendo la que conociendo el territorio y a la población alcanzada pueda asignar los lugares en forma eficiente. Además de contar con un cuerpo de inspectores propios, capacitados para realizar las tareas de control correspondientes”, asegura Rossi.

Según el proyecto, la creación de este espacio además de generar un ámbito de intercambio comercial, permitirá mejorar la seguridad de esta zona dándole más visibilidad y tránsito peatonal. También permitirá encontrarles una salida laboral a muchos vecinos que les permita alcanzar un ingreso suficiente para superar la línea de pobreza.
Sin embargo, los vecinos del barrio ven con preocupación que se expanda este tipo de emprendimientos en el barrio, ya que no sólo afecta su arquitectura original, demoliendo casas centenarias, sino que advierten que justo en la zona propuesta para el Paseo, las inmobiliarias están buscando que deje de ser Área de Protección Histórica.

A comienzos de 2017 esas cuadras ya estuvieron en el ojo de la tormenta ya que los integrantes del Espacio de Memoria Automotores Orletti, lugar que funcionó como Centro de Detención, Tortura y Exterminio durante la última dictadura militar y que fue declarado en 2012 lugar histórico nacional, denunciaron que el mural que está en la pared lindante al Espacio, y que realizaron los alumnos de la escuela Nº9 iba a ser demolido para construir un lugar de venta de ropa.

A raíz del rechazo de distintas instituciones y organizaciones barriales, el mural se mantuvo en pie. Habrá que ver qué suerte corre el proyecto de Rossi.