“Señores, yo soy de un barrio” | Hace 106 años nacía el Club Atlético All Boys, símbolo de Floresta

“Señores, yo soy de un barrio” | Hace 106 años nacía el Club Atlético All Boys, símbolo de Floresta

marzo 13, 2019

Un 15 de marzo de 1913, once amigos fundaban el All Boys Athletic Club sin imaginarse que, un siglo más tarde, se transformaría en el símbolo de un barrio.

 

 

Tal como asegura el sitio, All Boys Locura, el Club Atlético All Boys, fue fundado el 15 de Marzo de 1913 en Floresta por Vicente Cincotta, Juan A. Boeri, Ernesto, Leopoldo y Juan Bonanni, Miguel Larrosa, Arturo Molina, Julio Pereda, Julio Rodríguez, Enrique Rusconi, Jerónimo Siffredi y Daniel Stolbizer.

 

Siempre estuvo ligado al barrio de Floresta y también a los barrios de Monte Castro, Vélez Sársfield, Villa Devoto, Parque Avellaneda, Villa del Parque, Villa Santa Rita y Flores norte, aunque no sean geográficamente los barrios al que pertenece, sin embargo en la zona norte del barrio de Flores durante muchísimos años funcionó un anexo del club en la Avenida Nazca entre Yerbal y Avenida Rivadavia. La denominación original fue All Boys Athletic Club, el nombre All Boys surgió porque eran todos muchachos que fundaron el club y siguieron la tendencia de denominar a las instituciones con nombres en inglés. Fue ideado por Jerónimo Siffredi y por su fallecimiento, Vicente Cincotta fue elegido como primer presidente de la institución. El 23 de Marzo de 1913, All Boys disputó el primer partido de su historia. El rival fue Argentino de Vélez Sarsfield, al cual le ganó por 1-0. El partido se jugó a modo de amistoso en el estadio de Argentino de Vélez Sarsfield que en esa época se encontraba en Floresta.

 

 

“Entre todos nuestros juegos, el fútbol era el que más practicábamos, pero teníamos que hacerlo en algunos baldío sin equipo adecuado, lo que dejaba insatisfecho nuestro sueño de practicarlo con camiseta y zapatos con tapones -como los jugadores de verdad- y en una verdadera cancha”, aseguró Vicente Cincotta en un reportaje publicado en 1957 en La Voz del circulo – órgano periodístico del Circulo Azul y Blanco. “Un día surgió la idea: ¿y si fundara un club? En el barrio podía reunir once muchachos; sólo se trataría de comprar camisetas, darle un nombre y hacer desafíos con otros barrios. El club vino después, como consecuencia del equipo.” Una tarde del mes de febrero de 1913 les comuniqué la idea a mis compañeros, que la aceptaron entusiasmados. Y nos reunirnos esa misma tarde en mi casa, para echar las bases de la organización del club que fundaríamos Juan y Leopoldo Bonanni, Enrique Rusconi, Daniel Stolbizer, Jerónimo Sifredi, Antonio Boeri, Ernesto Bonanni, Julio Pereda, Miguel Larrosa, Julio Rodríguez y Arturo Molina. “El nombre de All Boys surgió como una interpretación de la circunstancia: éramos todos muchachos; sólo que no lo dijimos en nuestro idioma, siguiendo una tendencia de denominar a las instituciones con nombre inglés”.

 

 

FotoVicente Cincotta, fundador, presidente y futbolista de All Boys.

 

 

Por entonces, Leopoldo Rígoli cedió sin cargo, por ocho años, la propiedad comprendida entre las calles Avenida Gaona, Segurola, Morón y Sanabria. Se construyó una tribuna techada y cinco habitaciones para los jugadores. Luego, en 1924 se instaló en la Avenida Segurola 1351 donde inauguró su nueva cancha jugando un partido amistoso contra Temperley donde igualaron 0 a 0.

 

Ya para 1937, cuando empezó el profesionalismo en el ascenso, All Boys tenía su nuevo estadio en la manzana comprendida por las calles, Segurola, Indio (actual Elpidio González), Sanabria y Miranda, donde el Albo hizo de local hasta 1959.
El 10 de Noviembre de 1959, se sancionó la Ley 14.934, por la cual el Estado Nacional donó el terreno al Club Atlético All Boys, ubicado sobre la Av. Álvarez Jonte, entre las calles Chivilcoy y Mercedes de la Ciudad de Buenos Aires. En 1963 se inauguró el Estadio Islas Malvinas, en un encuentro frente al Club Deportivo Riestra, en el cual, el equipo anfitrión venció de forma contundente por 7 a 0. Al momento de la inauguración el estadio contaba con dos tribunas laterales.

 

Orígen de los colores

El color blanco fue elegido como bandera e insignia del club en relación a la pureza y la lealtad que deberían conseguir las actividades que se desarrollaran en el ámbito institucional. El negro se le sumó una vez que el club tuvo su primera formación futbolística y como consecuencia, del primer juego de camisetas que se consiguió como vestimenta, dado que las mismas eran blancas con cuello en color negro. En 1913 All Boys usaba por primera vez una camiseta blanca con puños y cuello negro, las cuales habían sido hechas por las esposas y madres de los jugadores para el primer partido de la historia a pesar ser en modalidad amistosa.