¿Terrorismo en Floresta? | La asamblea barrial y la Mezquita At-Tahuíd de Floresta repudiaron la persecución a la comunidad siriolibanesa

¿Terrorismo en Floresta? | La asamblea barrial y la Mezquita At-Tahuíd de Floresta repudiaron la persecución a la comunidad siriolibanesa

noviembre 19, 2018

Luego de la detención de dos jóvenes del barrio acusados de pertenecer a la organización chiita libanesa Hezbollah, organizaciones del barrio rechazaron las acusaciones y consideraron que el operativo es parte de una “caza de brujas” del gobierno de cara al G-20.

 

 

“Floresta se enorgullece por la diversidad de nacionalidades y religiones que conviven en paz y armonía desde los inicios del Barrio. Italianos, españoles, siriolibaneses, turcos, armeños, bolivianos, coreanos, católicos, judíos, musulmanes y ortodoxos se cruzan en nuestras calles y comparten tradiciones que enriquecen nuestra cultura.
Lamentamos y repudiamos la caza de brujas lanzada por el gobierno sobre dos jóvenes de la comunidad siriolibanesa.  Descreemos de la seriedad de la “investigación”, apoyamos y confiamos en nuestrxs vecinxs”.

 

Con estas palabras, la Asamblea de Floresta repudió las detenciones de los hermanos Axel Ezequiel Abraham Salomon, de 25 años y su hermano Kevin Gamal Abraham Salomon, de 23 años, quienes fueron arrestados el jueves 15 de noviembre luego que sea allanada su vivienda, ubicada en Chivilcoy al 400, por orden del juez federal Sebastián Ramos.

El operativo, según el portal Infaboe, fue ordenado luego de una denuncia hecha hace meses por la DAIA quien recibió un correo electrónico anónimo en el que se informaba sobre la simpatía de los hermanos Salomon con el Hezbollah y se indicaba que Kevin había recibido entrenamiento militar en sus viajes al exterior.

 

“Nuestros hermanos Axel y Gamal Salomón llevan más de cuatro días injustamente detenidos. Son totalmente inocentes y una buena investigación podía fácilmente corroborarlo”, asegura el comunicado firmado por el Sheij Abdul Karim Paz, director de la Mezquita At-Tahuid, ubicada en la Calle San Nicolás 674.

“Lamentamos que en el Marco del G 20 se hagan estos atropellos contra la comunidad islámica argentina. Nadie en nuestra Comunidad es miembro de Hizbollah (un partido religioso-político legal en el Líbano) o ha tenido entrenamiento militar en el Líbano. Quienes hacen entrenamiento militar en el exterior no son de nuestra comunidad sino la de algunos que la DAIA dice representar. ¿Por qué no investigan eso?”, se pregunta el comunicado que asegura que quienes suscriben son gente de paz, pero quieren justicia verdadera.