Carrefour dilata la decisión y San Lorenzo amenaza con la expropiación

Carrefour dilata la decisión y San Lorenzo amenaza con la expropiación

diciembre 18, 2015

La empresa francesa tenía plazo hasta hoy para dar respuesta al ofrecimiento del club. Sin embargo, aduciendo la “nueva situación económica del país”, pidió unos días más para confirmar la venta. En Boedo se caldean los ánimos y ya anuncian piquetes para los próximos días.

 

En el día en que se imaginaban festejando el histórico regreso del club a Boedo, los azulgranas se preparan con bombos y gomas a piquetear las sedes de los supermercados Carrefour.

 

El cambio de actitud obedece a las dilaciones de la empresa francesa para confirmar la venta del predio. En rigor de los hechos, el trato ya estaba acordado. Sin embargo, en el día de ayer, cuando nadie lo esperaba, el supermercado que lleva los mismos colores que el club al que le arrebató el estadio, solicitó un tiempo más para brindar una respuesta debido a la “nueva situación económica”. El eufemismo se refería a reciente modificación del precio del dólar que impulsa el gobierno de Mauricio Macri.

 

La noticia generó enorme malestar en el club, ya en el día de hoy emitió un fuerte comunicado. ”San Lorenzo de Almagro exige inmediatez en la respuesta o en caso contrario se iniciarán las acciones legales pertinentes hasta lograr la expropiación que contempla la Ley 4.384”, advierte el texto.

 

Por su parte, en declaraciones a radio La Red, el presidente de San Lorenzo Matías Lammens aseguró que “es incomprensible que pidan más tiempo y la excusa de la devaluación es un argumento endeble”. “Si la oferta no les parecía buena lo tendrían que haber dicho”, advirtió.

 

La oferta de San Lorenzo, que hasta el momento Carrefour no respondió, fue de 110 millones de pesos a pagar de contado y cuatro cuotas de un millón de dólares en los próximos cuatro años por 27.524 metros cuadrados donde se construirá el futuro estadio que se llamara “Papa Francisco” y contaría con una capacidad de 38 mil personas, además de un área para actividades culturales, educativas y comerciales.

 

¿Una historia sin final feliz?
El 19 de noviembre, San Lorenzo presentó formalmente a Carrefour su propuesta de compra de los terrenos de avenida La Plata. El club y la empresa habían llegado a un acuerdo en la parte técnica del proyecto y la construcción del futuro estadio en Boedo. En el día de la fecha se esperaba la respuesta a la oferta económica para la compra de los históricos terrenos de avenida La Plata, pero la empresa francesa ha dilatado su respuesta.

 

Memoria del saqueo

El ciclón perdió su estadio a finales de la década del ´70, en pleno gobierno militar, con Osvaldo Cacciatore como intendente de la Ciudad.

Para entonces, se decía que había demasiados estadios en la Capital y hasta se sugirió que San Lorenzo, Huracán y Vélez tuvieran un único estadio. Para entonces, el Viejo Gasometro (denominado en otra época El Wembley porteño), con sus tribunas de madera y con accesos dificultosos, había quedado por detrás de la infraestructura media de los estadios en la Ciudad. Encima, el club estaba lleno de deudas y pedidos de quiebras.

El gobierno militar presionó entonces para que el club vendiera los terrenos. San Lorenzo jugó su último partido en el Viejo Gasómetro el 2 de diciembre de 1979, en un empate sin goles contra Boca. Luego el estadio pasó a manos del gobierno porteño, quien en 1981 aprobó la venta al banco Mariva a cambio de ocho millones de dólares, aunque no se conoce con exactitud el monto final.  La idea era construir complejos de departamentos como en otras zonas de Buenos Aires. Pero apareció en escena Carrefour y compró el terreno para construir su primer hipermercado en nuestro país.