Denuncian el envío de policías antidisturbios a Villa Real

Denuncian el envío de policías antidisturbios a Villa Real

septiembre 25, 2017

El legislador Gustavo Vera rechazó el despliegue de las fuerzas de seguridad en el barrio a raíz de las protestas de los vecinos que se oponen a la instalación de la denominada Zona Calma y de ciclovias no consensuadas.

La declaración presentada en el día de hoy en la Legislatura porteña asegura que en los últimos días, a partir del inicio de las obras de la denominada Area 30 – Zona Calma, en el barrio de Villa Real comenzaron a desplegarse efectivos de la policia antidisturbios debido a que muchos vecinos están en contra del proyecto.

“Lo que comenzó siendo un pedido de diálogo al Gobierno de la Ciudad por el inicio de las obras detalladas, terminó con el envío de policías antimotines  (también llamados antidisturbios) y con la sistemática filmación de los vecinos más activos del barrio”, denuncia la declaración.

Por su parte, vecinos nucleados en la Multisectorial contra el tarifazo de la Comuna 10 también se manifestaron en el mismo sentido. “El viernes enviaron un policía Anti-Motines del Ministerio y no de la “44” a apostarse en la puerta de la casa de un vecino x su participación en “Zona Calma”.  El policía le dijo que por la zona calma tenían que custodiar ese domicilio y es del escuadrón ANTI-MOTINES.
Ese domicilio es de una vecina como muchos en el barrio Villa Real de CABA, que está en contra de que se gasten $14 millones en reducir la velocidad, pero estamos a favor que pongan reductores y semáforos para no poner macetones y gastar tanta plata, el gobierno de la ciudad y la secretaria de transporte no nos escucha y lo quieren implementar contra mas de 1500 firmas de los vecinos que están afectados y día a día salen a manifestar su descontento como ayer en en la plaza del Barrio”, aseguraron a través de las redes sociales.

 

Para Vera, el inicio de las obras se inició sin ningún tipo de consulta a los vecinos del lugar quienes ya al día de hoy cuentan con algunos inconvenientes debido al tamaño de las calles tan características de ese barrio, como por ejemplo la dificultad para el ingreso de auto bombas; los vehículos de la policía y ambulancias de alta complejidad no pueden desarrollar gran velocidad, vehículos de gran porte como camiones de mudanza o proveedores de supermercados tampoco pueden ingresa con normalidad al barrio.

“Detallan los vecinos que la licitación de las obras  se realizó el día 24 de abril y la reunión para explicarlas (con nula convocatoria) se realizó el día 25 de abril. Frente a esto, los vecinos lograron paralizar la obra el 17 de julio del corriente”, asegura. “Razonablemente la población solicito diálogo para exponer los motivos por los cuales se oponen a la instalación de las llamadas “zonas calmas”, obra que tiene un monto de 14 millones de pesos.

Frente a esta situación y al pedido de diálogo de los vecinos con el único fin de consensuar el inicio y desarrollo de las obras, Vera solicito al resto de los diputados porteños acompañen su pedido de declaración.

 

“D