Docentes y alumnos se organizan y reclaman vacantes para todos

Docentes y alumnos se organizan y reclaman vacantes para todos

noviembre 23, 2016

Nuevamente miles de chicos quedaron fuera del ciclo lectivo 2017. Sin embargo, la novedad es la conformación de una multisectorial que ya consiguió que se abran dos nuevos jardines para el año próximo y que asesora a las familias para presentar los reclamos. Mañana se movilizan al ministerio de Educación de la Ciudad.

 

Hace una semana, el gobierno porteño publicó los listados de quienes habían conseguido vacantes en el ciclo lectivo 2017 de nivel inicial, primario y secundario. Y, como sucede desde la implementación del sistema de inscripción online, quedó en evidencia la falta de vacantes en la Ciudad.

El sector más castigado, nuevamente, fue el inicial. Para darse una idea más precisa, este año el Ministerio de Educación de la Ciudad reconoció que las vacantes solicitadas para el Nivel Inicial en la inscripción 2015 fueron de 30.788, y las otorgadas fueron 20.123.
Es decir que en 2016, 10.665 niños y niñas se quedaron sin escolaridad en ese nivel que abarca desde los 45 días hasta los 5 años de edad.

La respuesta de los funcionarios, desde aquellos de primer orden en el Ministerio hasta los que atienden a las familias que van a reclamar, es que la escolaridad es obligatoria desde los 4 años y por lo tanto, se desprende que hasta sala de tres años cada familia debería resolver por sí misma.

Sin embargo, la Constitución de la Ciudad explicita que el Estado tiene la obligación de brindar escolaridad desde los 45 días y son los padres quienes pueden decidir si envían o no a sus hijos, hasta los 4 años. A partir de entonces es obligatorio tanto para el Estado como para los padres el envío de sus hijos a la escuela.
“Paralelamente, en los últimos 8 años se subejecutaron 850 millones de pesos para infraestructura escolar. A valor de construcción actual, con esa suma se podrían haber abierto 127 escuelas infantiles que hubieran solucionado el problema de la falta de vacantes en escuelas públicas” denuncia a NNI Patricia Pines, docente e integrante del colectivo, quien pone de relieve que los recursos presupuestarios estuvieron pero su uso para otra cosa: “Quiere decir que lo que faltó fue voluntad política de resolver el problema”.

En este contexto, en septiembre de este año, el grupo inició la campaña “Que Florezcan Escuelas en esta primavera”, buscando, localizando y dándole visibilidad a espacios ociosos a fin de reclamarle al gobierno que los convierta en establecimientos educativos.

La pelea que viene llevando adelante este colectivo dio sus frutos. Hace pocos días, y tras tres años de lucha, lograron que el espacio ubicado en Venezuela 3269/71 se licite, con el compromiso de iniciar la obra para una nueva Escuela Infantil en 2017. “Fue necesario que nos presentáramos numerosas veces en la Legislatura, realizáramos un mural, un festival, una conferencia de prensa en la puerta del Ministerio de Educación y nos reuniéramos numerosas veces con distintos funcionarios. Todo eso para que abran una escuela en un edificio que hace años le pertenece al Ministerio de Educación, es vergonzoso que se necesite reclamar por algo que tendrían que hacer motu propio” aseguran los integrantes de la Multisectorial.
Esta conquista fue celebrada con un festival el último domingo en la Plaza Mariano Boedo y permitió redoblar la pelea por poner en funcionamiento otros espacios ociosos y para organizar la movilización al Ministerio de Educación prevista para mañana, donde se reunirían con la Ministra Acuña o con su Pero la lista elaborada de espacios ociosos es más larga. “Conocemos espacios ociosos y terrenos en los cuales el Gobierno hizo o pretende hacer negocios inmobiliarios. En esos espacios queremos que se abran las escuelas que nos faltan” aseguran a través de un comunicado.

Algunos de ellos son:

Rosario 638: vecinos de Caballito rechazan el proyecto de demolición para construcción de torres, comercios y cocheras en el Ex Colegio Santa Rosa. Ya se hicieron varias actividades de visualización y se están juntando firmas para exigir que se trate en la Legislatura el Proyecto de Ley N° 2964_2016 de Expropiación con fines de utilidad pública para que se convierta en una escuela estatal. Además se trata de un edificio con valor histórico.
Chivilcoy 1985: es un terreno cedido hace alrededor de 10 años al Club All Boys bajo un convenio que exigía se construyera allí un Jardin Maternal. Al día de hoy es un baldío. También se están juntando firmas y se presentó un pedido de informes en la Legislatura. Buscan que el Estado intervenga para que allí se abra una Escuela Infantil pública.

Venezuela 2771: funcionó allí el “Jardín del Futuro” institución privada que cerró hace unos años. Piden su expropiación con fines de utilidad pública y que se abra una Escuela Infantil pública.

La Rioja 660: es un edificio ocioso del Ministerio de Educación de la Ciudad. En la primera inscripción online salió ofertado como Escuela Infantil, pero nunca la hicieron. Existe un proyecto en la Legislatura que no se trató.

Proyecto de Creación de 33 Escuelas en Zona Sur y Retiro: existe un proyecto del Frente de Izquierda que contempla muy especialmente la necesidad de los barrios más afectados por la problemática de falta de vacantes, Villa Soldati, Lugano y Retiro. “Allí, cientos de niños y niñas no pueden iniciar 1° grado en tiempo y forma y muchos otros deben ser trasladados en micros del GCBA a escuelas de otros barrios por no conseguir lugar en sus barrios. Este problema sigue agravándose por el crecimiento poblacional, se construyen torres pero no se abren escuelas”.

Movilización al Ministerio
En este contexto, y teniendo en cuenta que el tiempo para reclamar formalmente haber quedado en lista de espera es hasta el martes 29 de noviembre, este viernes 25, familias, docentes, agrupaciones sociales y sindicales se movilizarán al Ministerio de Educación de la Ciudad con la promesa de una reunión con los funcionarios del área. La intención es exigir un plan integral de apertura de escuelas públicas, laicas, gratuitas y estatales. “La marcha se hace para visualizar un conflicto que el Gobierno de la Ciudad está negando”, comenta Patricia, quien demuestra que la solución al reclamo no para nada imposible.

“Los recursos presupuestarios que hacen falta podrían salir de los exorbitantes valores que pretenden destinar a publicidad, 1200 millones de pesos, y a la mudanza de la traza de la autopista Arturo Illia, con dos mil millones de pesos estimados de gasto que no son prioridad en la lista de necesidades de la comunidad. Con ese dinero, y exagerando el precio por escuela a 20 millones, se podrían construir 160 escuelas que hacen falta para garantizar Vacantes para Todos en las Escuelas Públicas”.