A un mes de las elecciones porteñas, piden herramientas para practicar el voto digital

A un mes de las elecciones porteñas, piden herramientas para practicar el voto digital

junio 10, 2015

“El cambio en materia electoral hacia la boleta única electrónica en la Ciudad, configura un avance en el derecho de los ciudadanos” sostiene María Rosa Muiños, legisladora por el Frente Para la Victoria ante el pedido de proporcionar una máquina de boleta digital por establecimiento, junto con personal idóneo para que los vecinos que así lo deseen puedan realizar votos de prueba previos

Además, la Constitución de la Ciudad determina en su artículo 113 inciso 6º que el Tribunal Superior de Justicia intervendrá “Originariamente en materia electoral y de partidos políticos. Una ley podrá crear un tribunal electoral, en cuyo caso el Tribunal Superior actuará por vía de apelación.”.

 

A los efectos de los votos de prueba, la máquina a utilizarse deberá contener imágenes que no guarden relación ni con las agrupaciones políticas que compitan en la elección y/o alguno de los candidatos. El encargado de dictar las resoluciones necesarias su correcto funcionamiento será el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad.

El sistema de Boleta Única Electrónica, es un innovador sistema de sufragio que permite seleccionar los candidatos a través de una pantalla, a la vez que registra la información en el chip RFID de la misma.La votación mediante esta técnica permite verificar la coincidencia entre el registro electrónico e impreso del voto y realizar un escrutinio público totalmente controlado por los representantes partidarios.

 

El modelo del billete electrónico ya fue implementado en provincias como Salta, Santa Fe, Córdoba y esta pronto a instaurarse en la provincia de San Luis, y tiene como objetivo aumentar la transparencia y la confianza de la sociedad durante los actos eleccionarios. Las experiencias fueron positivas dado que “se reducen las posibilidades de fraude electoral y se garantiza la información completa a los ciudadanos al emitir su voto”.

A diferencia de la urna electrónica, la máquina de votación no almacena la información de voto sino que la registra e imprime en una boleta que se deposita en la urna. De esta forma, buscan fortalecer integralmente el proceso electoral y agilizarlo, tanto al momento de efectuar el voto, como así también en su escrutinio.

Los aparatos tienen un sistema de memoria volátil- es decir que cuando se corta la energía se elimina la información que contienen-, ycuentan con batería de 12 horas. Además,consta con una pantalla táctil, provisto de un sistema de impresión y verificación, y una boleta de votación. Por medio de una interfaz amigable e intuitiva, el elector selecciona sobre un monitor su candidato e imprime su elección en la Boleta de Única Electrónica (BUE).

La Ley Nº 4.894 de las PASO y sus decretos reglamentarios la Ciudad de Buenos Aires, provocaron el inicio de un proceso paulatino para ofrecer la herramienta electoral a los ciudadanos, que impone claridad normativa para el desarrollo de su proceso; capacitación para los electores, las autoridades de mesa y acciones positivas que refuercen la confianza de la sociedad en el sistema a implementarse.

Por esto, Muiños vislumbra la necesidad de contar con máquinas y personal idóneo para realizar simulacros previos a la votación con el objeto de dotar a los ciudadanos de un mejor conocimiento de la herramienta, “tal como oportunamente manifestaron la Defensoría del Pueblo de la Ciudad y  organizaciones de la sociedad civil como el Centro de Implementación de Políticas Públicas”, concluyó la funcionaria.