Flores festejó a Corea

Flores festejó a Corea

septiembre 19, 2016

El último domingo se celebró una nueva edición de Buenos Aires celebra corea
Miles de personas se congregaron en avellaneda y nazca para festejar y compartir el aporte que la comunidad coreana realiza a nuestra ciudad desde hace más de 50 años. Hubo comidas típicas, concurso de talentos, demostración de sipalki y desfiles de vestimenta tradicional.

Por un día avellaneda dejo de ser una mareas de gente comprando ropa para transformarse en una marea de gente comiendo gimbap (enrollado de arroz en alga laver) y kong-guksu (fideos en caldo frío de soja), luciendo jopos multicolores y vitoreando grupos de k-pop.
Algo de esto sucedio el ultimo domingo en el corazon de flores, en el evento Buenos Aires celebra Corea, organizado por la Subsecretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Ciudad.

Así, entre concurso de talentos, demostraciones de sipalki, desfiles de vestimenta tradicional y más de 70 gazebos donde se ofrecían productos, información y gastronomía típica, miles de personas, en su gran mayoría de origen coreano, disfrutaron de una tarde a puro festejo.

Como aporte argentino, ademas de los cientos de adolescentes que vibraron la ritmo de los grupos de musica pop de corea y los curiosos que se acercaron, hay que destacar a Mike Amigorena, quien ofició de conductor invitado y maestro de ceremonias

Una colectividad con 50 años de historia en nuestro país

“Si bien las relaciones diplomáticas entre Argentina y Corea del Sur se establecieron en 1962, las primeras familias coreanas no llegaron a nuestro país hasta octubre de 1965. Ese año llegaron 13 familias con la intención de instalarse en Choele Choel, (Río Negro), y comenzar un emprendimiento rural; pero el proyecto no funcionó y finalmente terminaron instalándose en Buenos Aires. Desde ese momento, el arribo de nuevas familias y grupos de migrantes coreanos al país se mantuvo activo” asegura el Observatorio de la colectividades del Gobierno de la Ciudad en su portal. Hoy en día se calucla que rediden en nuestro país 25 mil coreanos.
Más allá que se instalaron en zonas de Rosario y Córdoba, el principal asentamiento de familias coreanas se dio en nuestra Ciudad, particularmente en el barrio de Flores sur. Hoy en día, esa zona es conocida como el barrio coreano, y su principal avenida, continuación de Carabobo, fue rebautizada avenida Corea.
Con el paso de los años, las familias también se fueron instalando en la zona lindante a la calle Avellaneda. Como afirma Carolina Mera, autora del libro La inmigración coreana en Buenos Aires (1998), “la movilidad social representada en el desplazamiento geográfico está íntimamente ligada al crecimiento económico y especialmente a la apertura de nuevos locales comerciales”. Esta zona, justamente, fue la elegida festejar el último domingo el aporte que esta comunidad le dio y le sigue dando a nuestro barrio.