El Presupuesto 2017 contempla un aumento del 2% para la Cultura Independiente y un descenso del 54% para Cultura en los Barrios

El Presupuesto 2017 contempla un aumento del 2% para la Cultura Independiente y un descenso del 54% para Cultura en los Barrios

noviembre 30, 2016

El colectivo Cultura Unida, que nuclea a asociaciones de actores, bailarines, músicos ambulantes, teatros independientes y espacios culturales, criticó las prioridades que anunció el ministro Angel Malher, entre las que se destaca un incremento del 171% para el Centro Cultural Recoleta, y reclamó jerarquizar los programas de formación artística y el trabajo que llevan adelante los espacios culturales independientes.

 

Todos los fines de año, en medio del debate presupuestario para el año próximo, los ministros de las distintas áreas desfilan por la legislatura anunciando y buscando la aprobación de sus planes a futuro. Y este 2016 fue el debut de Angel Mahler, el ministro más nuevo de la gestión Rodríguez Larreta. En su presentación de prioridades para 2017, para la cual dispone de casi seis mil millones de pesos ($5.865.369.485 para ser exactos), el músico y compositor se propuso instalar la marca Buenos Aires como ciudad Cultural de América Latina. “Ese es el horizonte que nos trazamos y es la idea que articula las políticas culturales que desarrollaremos durante la gestión”, aseguró el Ministro.

En esa dirección, el Presupuesto Cultural para el año próximo contempla un aumento del 170% para la partida destinada al Centro Cultural Recoleta y un aumento del 105% a la destinada a la Usina del Arte.
El ministro también anunció como objetivos centrales de su gestión, entre otros, descentralizar la oferta cultural a fin de potenciar el acceso en los distintos barrios, aumentar la participación y formación de los sectores más necesitados y fomentar la cultura pública no estatal.

Sin embargo, la partida destinada a los organismos de incentivo a la Cultura Independiente – tal es el caso de Proteatro, Prodanza, Mecenazgo, UPE, BaMusica, Proescritores- contempla un aumento inferior al 1,56% y el programa Cultura en los Barrios un descenso del 54%.
Ante este panorama, el colectivo Cultura Unida, que nuclea a asociaciones de actores, bailarines, a músicos ambulantes, teatros independientes y espacios culturales, criticó las prioridades que anunció el ministro de Cultura Angel Malher en el Presupuesto 2017 y reclamó jerarquizar los programas de formación artística y el trabajo que llevan adelante los espacios culturales independientes.

“Desde Cultura Unida repudiamos el notable incremento de las partidas presupuestarias destinadas a propuestas culturales de elite, que son inversamente proporcionales a las dirigidas a desarrollar y fomentar el crecimiento de la cultura popular e independiente”, anunciaron a través de un comunicado.

También reclamaron una reunión con las autoridades a fin de atender a las dramáticas necesidades de un sector que desde hace meses viene anunciando estar en Emergencia Cultural frente al impacto producido por el aumento de tarifas en los servicios públicos, por un lado, y frente a la eterna burocracia a la que son sometidos estos espacios a fin de obtener una habilitación por parte de la Agencia Gubernamental de Control.

 

En ese sentido, Cultura Unida elaboró un pliego de demandas que incluyen un aumento del presupuesto de los Organismos de incentivo a la Cultura Independiente; aumento en el otorgamiento de subsidios por parte del Fondo Metropolitano; Ley de Fomento a la Milonga, con reconocimiento al trabajo de los organizadores y artistas involucrados y una línea excepcional de subsidios para ayudar a cubrir los costos habilitatorios de Centros culturales.

Estas demandas pudieron ser planteadas hacia fines de octubre ante el ministro, quien los recibió y se comprometió a trabajar sobre todos los puntos plateados durante las próximas tres semanas y volver a reunirse el 14 de Noviembre. Sin embargo, la reunión pautada para entonces fue cancelada por los funcionarios porteños y hasta el momento no hay intención de volver a concertar un nuevo encuentro. En esta situación, Cultura Unida decidió subir la apuesta y apuntar al Jefe de Gobierno.

“Ante la falta de compromiso de parte del Sr. Ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, Ángel Mahler, subimos un escalón y le exigimos al Jefe de Gobierno Lic. Horacio Rodríguez Larreta que escuche y atienda a las urgencias del sector para prevenir el cierre de cientos de proyectos culturales independientes”, publicaron días atrás en las redes sociales y este jueves, durante la sesión en la que se aprobará el Presupuesto, realizarán una radio abierta.

El 2016 ha sido un año muy difícil para el circuito cultural comercial y no comercial y el 2017 no avizora una mejoría. Si la Ciudad es reconocida a nivel mundial por su variedad y calidad cultural, en una parte fundamental se lo debe a los proyectos que florecen autónomamente y a pulmón y que desde hace meses están manifestando estar en una situación desesperante. Habrá que ver si el nuevo ministro es consciente de esta emergencia que atraviesa el sector y los riesgos que traerá aparejada no atenderla.